Fisterra

Presentación

• Habitantes: 5.084
• Superficie en km²: 29,6
• Capital: Fisterra.
• Parroquias: San Martiño de Duio, San Vicente de Duio,Santa María de Fisterra,San Xoan de Sardiñeiro.

La lengua de tierra que ocupa el municipio de Fisterra tiene dos caras completamente diferentes. La que mira al mar abierto pertenece al extremo occidental de la Costa da Morte. Es áspera, dura, azotada por un mar interminable.
Por el contrario, doblando el cabo y mirando a la ría de Corcubión se extienden dos encantadoras ensenadas, Sardiñeiro y Langosteira, y el pintoresco puerto, protegidos de los vientos por el monte Facho, donde se sitúael faro, y los de Veladoiro (243 metros) y Seoane (247 metros).

Fuera de estas elevaciones, el relieve es suavemente ondulado o llano.

Los principales accidentes geográficos son los montes anteriormente citados y los pequeños riachuelos, entre los que destaca O Grande, que atraviesa las parroquias de Duio y desemboca en la playa de la Langosteira.

La superficie del término es de 28,4 kilómetros cuadrados. Tiene una importante concentración urbana en la villa de Fisterra (2.956 habitantes). El resto de la población, hasta los 5.197 habitantes del censo de 1986, se reparte por las parroquias de Duio y Sardiñeiro.

La pesca, principalmente costera y de bajura, es la principal ocupación de una población que también se dedica a la ganadería y la agricultura.

Su nombre procede del latín finis terrae, fin de la tierra; y punto final también del Camino de Santiago. La singularidad geográfica de Fisterra cautivó desde antiguo a multitud de personas que anhelaban asomar al fin del mundo, donde la tierra acaba y el mar comienza o por lo menos así lo creyeron las legiones romanas al contemplar el hundimiento del sol en sus aguas.

Antiguos geógrafos grecorromanos ubican aquí el Promontorium Nerium y el Ara Solis, el altar de culto al sol, construido por los fenicios y que el mismo Apóstol Santiago hizo destruir al poco tiempo.

La singularidad de Fisterra surge de las muchas leyendas que envuelven a estas tierras, en las que se entrelazan temas religiosos, marítimos y elementos pétreos. Entre ellas destacan la del Ara Solis, Ermita de San Guillerme, Orca Vella, Piedras Santas, Santo Cristo de Fisterra y la Ciudad de Dugium entre otras. Gracias a la memoria de las gentes de este lugar, estas leyendas siguen vivas, cautivando, junto a las maravillosas vistas que Fisterra posee, a todo aquel que se asoma a visitar el Fin del Mundo.

El pueblo de Fisterra, está formado por un núcleo antiguo crecido en anfiteatro sobre el puerto. Sus casas y estrechas calles son de un gran tipismo y originalidad. En el centro se encuentra la Plaza de Arasolis, en las afueras, de camino al faro, encontramos el monumento más interesante de la villa: la Iglesia de Santa Maria das Areas y dentro del conjunto histórico de la villa destaca también el Castillo de San Carlos.

Su puerto es el mayor lugar de actividad del pueblo y su lonja la primera lonja turística de Galicia. La flota está formada por pequeños barcos de bajura que utilizan diversas artes de pesca como el palangre, nasas, betas, etc. A cualquier hora del día que paseemos por el puerto, encontraremos marineros que van o vienen de pescar, reparando sus redes o en la lonja subastando el pescado. El sector pesquero es uno de los más tradicionales del pueblo. La buena calidad del pescado y marisco que hay en esta zona hace que los productos tengan una gran demanda en los mercados.

La vegetación herbácea sobrevive a duras penas en un terreno azotado por fuertes vientos y fuerte salinidad. Aun así progresan los brezales húmedos de Erica Tetraliz y E. Ciliaris, brezales secos, orquídeas, retamas (alguna endémica de Galicia), centáureas, plantas de acantilado como Armenia y alguna plantación depino y eucalipto. La vegetación adaptada al complejo dunar que adorna la Playa de O Rostro, una de las más salvajes del litoral gallego, presenta la vegetación psamófila posiblemente mejor conservada de Galicia.

Fisterra es un extraordinario enclave para la observación del paso migratorio de multitud de aves marinas que además buscan refugio y reposo en los arenales y ensenadas pantanosas entre las Playas de Rostro y Langosteira. Los islotes rocosos como los de las Islas Loberías albergan una importante colonia de gaviota argéntea, gaviota sombría, patiamarilla y cormorán moñudo.

Leyendas

Ermita de San Guillermo:
Esta ermita mantiene desde tiempo inmemorial un misterioso diálogo con el Monte Pindo.

Situado en un alto del Monte do Facho, mirando hacia el interior de la ría y al Monte Pindo, se encuentran los restos de una ermita, que fue destruida en el siglo XVIII, asociada al Ara Solis (culto al sol) y relacionada con ritos de fecundidad, pues según la tradición, en una gran losa horizontal, dormían los matrimonios estériles para concebir hijos.

Esta ermita fue probablemente la morada de un ermitaño, que algunos historiadores piensan que pudo ser el Duque de Aquitania, Guillermo X, que peregrinó a Santiago en el S.XI y que murió al llegar a Santiago siendo inmortalizdo por el pueblo con el pseudónimo de Don Gaiferos aunque seguramente sea el resultado de la cristianización de un lugar de culto pagano. También puede ser otro San Guillermo conocido por el nombre de Gellone, que vivió en tiempos de Carlomagno, a quién se le veía transportar pellejos de vino sobre un asno. Esta versión coincide con la leyenda del barril de vino que en 1581 nos relata Erich Lassota, noble peregrino checo que camino a pie hasta Fisterra.

En Fisterra, recuerda Mr. Borrow según la tradición de toda la antigua cristiandad, Santiago, el santo patrono de España, predicó el evangelio a los idólatras españoles E o P Catoira escribe que en el año 1744, según afirma J.E.Rivadulla Porta, que la ermita de Finisterre, por tradición de aquel reino, se tiene haberla erigido nuestro Santiago, cuando destruyó en aquel sitio el bárbaro culto que los gentiles daban al sol, en la dilatada planicie de aquel monte, que llaman Ara Solis.

Hay restos de muros laterales que se prolongaban hacia una enorme roca que cerraba el recinto, donde aun se conserva el lecho de piedra, con representaciones solares y un sepulcro antropomorfo que aun se conserva en su primitiva situación.

Para llegar a los restos de esta ermita, hay que tomar la carretera que lleva al faro y a unos 300m antes de llegar hay una subida a la derecha que se dirige a la antigua estación de radiotelegrafía, de esta parte una pista de barro que nos lleva a la ermita situada a unos 400m.

La prolongación del peregrinaje a Fisterra es, tras el Camino Francés, el itinerario con más referencias en la literatura odepórica. A Jorge Grissaphan, caballero del siglo XIV, debemos el relato más temprano de esta ruta en sus Visiones Georgii. Tras alcanzar Compostela como peregrino, deseoso de permanecer en Galicia como eremita fue informado de un “lugar muy solitario, desierto y apartado notablemente de los hombres y de sus viviendas, situado entre montes altísimos que casi nadie frecuentaba; se trata del monte de San Guillermo, en el cabo Fisterra. Sin embargo, y después de cinco meses, tuvo que marchar por ser muchos los que lo visitaban -algunos, con seguridad peregrinos.

A finales de la Edad Media abundan las relaciones, por ejemplo la de Nompar II, el señor de Caumont (1417), que pasó por Maroñas y habla de San Guillermo “del desierto”.

A finales del siglo XV, el polaco Nicolas Popielovo, fue a Fisterra, en cuya iglesia se ganaba entonces la indulgencia plenaria.

Entrado el siglo XVI, el veneciano Bartolome Fontana visita Fisterra, siguiendo, desde A Coruña, la Costa da Morte (1539). En Fisterra recuerda el hospital y habla de los guías que conducían a los peregrinos hasta la ermita de San Guillermo.

Doménico Laffi, cuatro veces peregrino a Santiago, en 1673 se acercó a Fisterra, donde menciona la iglesia de Santa María y el fanal con fuego para orientar a los navegantes. Éstos y otros relatos cuentan con detalle los alrededores del monte de San Guillermo y su ermita.

En 1745, el Padre Sarmiento escribe: No hace mucho tiempo, había una pila o cama de piedra en la que se echaban marido y mujer que, por estériles, recurrían al Santo y a aquella ermita.

Las Piedras Santas

En la cumbre del promontorio de Fisterra, en la montaña llamada del Facho, se encuentran las Piedras Santas.

Las Piedras Santas, son dos grandes y casi redondas piedras a las que se les atribuye determinados dones.

Sobre ellas se dice que descansó Nuestra Señora.

Estas aun cuando no se pueden retirar ni con varias yuntas de bueyes, se pueden mover con un dedo, lo que yo mismo he comprobado (Erich Lassota).

Ara Solis
Cuenta la tradición que los romanos encontraron en el lugar un altar al sol (Ara Solis) construido allí por los fenicios y que el Apóstol Santiago mandaría destruir poco después.

La memoria de este altar aún perdura en las leyendas fisterranas y en el nombre de la plaza más típica de la antigua villa. También se dice que el cáliz y la hostia del escudo de Galicia, representación del Santo Grial, procede de una cristianización del altar pagano, en el que el cáliz simbolizaría el horizonte del mar, y la hostia, el sol en su ocaso. Una roca en forma de mesa cuadrada metida unos metros en el mar, en la punta del cabo, recibe también el nombre de Ara Solis, tal vez por su parecido con la mesa de un altar.

Ciudad de Dugium

De la época romana y mezclados con objetos anteriores a ella se han descubierto en las parroquias de Duio innumerables restos que testimonian la existencia de una población importante.

La tribu celta de los nerios habitaba estas tierras y puede ser que en esa zona llana de Duio tuviera su principal asentamiento. De la época sueva se conoce el detalle de un castigo infringido por el rey Reckila a la ciudad de Dugium, Duio en la denominación medieval, por haber destruido sus habitantes los templos celtas y arrianos.

Fue una ciudad cosmopolita con un gran puerto al servicio de una actividad comercial intensa, gobernada por la reina Lupa, que jugó un importante y decisivo papel en el emplazamiento de la tumba del Apóstol Santiago al negarse a darle sepultura en sus tierras. De ella se conservan numerosas e importantes hallazgos de herramientas, cerámica, etc., resultado de excavaciones realizadas en el lugar del supuesto emplazamiento de esta ciudad.

Orca Vella

El monte Facho fue el retiro de una mujer bárbara llama Orca Vella que tras una larga vida dedicada a las artes mágicas, a los robos, a comer niños y perseguir a la gente, eligió este lugar para acabar sus días. Cavó una tumba y junto al cuerpo de un pastor, al que tenia encantado se enterró. A los gritos del pastor acudieron las gentes que no pudieron hacer nada, debido a las serpientes que salían del sarcófago.

Leyenda del Santo Cristo

A partir del S XIV, cuenta la leyenda como los pescadores de la zona vieron a un barco en dificultades en medio de una tempestad sin poder avanzar, como si estuviese anclado. Observaron como desde la embarcación se arrojaba una caja al mar y que tras verse librado de la carga el barco pudo seguir viaje.

Una vez que la caja llego a tierra, los marineros la abrieron y descubrieron la imagen del Santo Cristo, imagen atribuida a Nicodemus, considerando que su voluntad era quedarse en estas tierras. Desde ese momento, despertó gran devoción y adquirió fama en toda la región por fieles que visitan al Santo Cristo, mayormente en la Semana Santa.

Esta imagen es de un impresionante realismo, destacando su profunda humanización: es de tamaño natural, se dice que las uñas son de un hombre, que emite sudores de muerte y que le crecen el pelo y las uñas.

Entre los milagros se cuenta el de convertir al cristianismo a unos moros que quisieron profanar la iglesia.

Patrimonio

Iglesia Parroquial de San Vicenzo de Duio
San Vicente de Duio (1669)

Iglesia Parroquial de San Martiño de Duio
San Martiño (1717)

Capilla de Nosa Señora do Bo Suceso
Fisterra (1743)

Iglesia Parroquial de San Juan
Sardiñeiro (1774)

Iglesia Parroquial de Santa María Das Areas
Fisterra. S.XII

Capilla de la Inmaculada Concepción
Mallas

Historia

Megalitismo

La zona de la Costa da Morte, dentro del área atlántica, constituye uno de los centros megalíticos más importantes de toda Galicia, tanto por el elevado número como por la importancia de estos monumentos.

El Concello de Fisterra tiene catalogadas tres mámoas en Sardiñeiro de Abaixo. Es casi segura la existencia de otra en el lugar de O Castro, en el Valle de Duio, a juzgar por la toponímia del lugar y otra en el Monte Seoane. En el mismo valle, en el lugar de Castromiñán, se encuentran los restos de un castro, perfectamente delineado en los contornos del paisaje.

No dejaremos de citar, aunque parte de la leyenda, el dolmen de Orca Vella que sería la más occidental de la península y situada en la cumbre del Monte Facho, lugar de un intenso simbolismo, relacionado con los ritos de fecundidad y de la muerte, personificada en la figura de la mítica Orca Vella.

Naufragios

Todo el litoral que conforma la costa de la muerte, abrupto, rocoso y lleno de peligrosos bajos y acantilados, es testigo de numerosos naufragios, que se han cobrado multitud de vidas humanas, no siendo mayor esta cifra gracias a la generosidad y el heroísmo de las gentes de estas tierras, algunas de las cuales llegaron a poner en peligro sus vidas para salvar la de otros.

Debido a la gran cantidad de siniestros acaecidos (las estadísticas nos arrojan para un período de 100 años el triste saldo de 140 naufragios) surgieron las historias de los raqueros, versión local de los piratas marinos, que llegaban a provocar naufragios confundiendo a los barcos y haciéndoles embarrancar, consiguiendo preciados botines.

Aunque estos relatos obedecen más a la imaginación popular que a hechos reales.

En las costas de Fisterra acabaron su singladura navíos como el vapor Sunrise, el Monitor Captain, el mercante John Tenat, el destructor Blas de Lezo o más recientemente el Casón o el Prestige.

- 28/11/1596: 20 bajeles de la Flota Española.
- 07/09/1870: El acorazado inglés HMS Captain.
- 25/08/1878: El mercante inglés Bitten.
- 19/06/1882: El carguero inglés Zuñirse.
- 31/06/1903: Colisión entre el barco sueco Svtpord y el inglés Tang Castle.
- 01/06/1907: El carguero inglés Denewell.
- 12/06/1932: El barco de la armada española Blas de Lezo.
- 31/03/1951: O buque inglés Ulster Duke.
- 05/12/1987: El mercante Casón.
- 13/11/2002: El petrolero Prestige.

Mercados y Fiestas

MERCADILLO:
Martes/Viernes.
Fisterra

CARNAVAL:
Fecha variable.
Concurso de comparsas.
Fisterra

SEMANA SANTA:
Fiestas del Cristo. (Declaradas de Interés Turístico Nacional).
Fisterra

SAN JUAN:
24 de Junio. Verbenas.
Sardiñeiro.

FIESTA DE LA PLAYA:
Último fin de semana de julio. Fisterra.

LONGUEIRÓN:
1º Domingo de agosto. Fiesta gastronómica.
Fisterra.

FIESTAS DEL CARMEN:
2ª Semana de Agosto. Verbenas.
Sardiñeiro.

FIN DO CAMIÑO
Fiesta Folk.
3º Fin de semana de agosto.
Anchoa.

8-9-10 SEPTIEMBRE:
Fiestas marineras y patronales en honor de la Virgen del Carmen. Procesión Marítima y Verbenas.
Fisterra.

Semana Santa – O Cristo
Declarada fiesta de Interés Turístico Nacional, las fiestas del santo Cristo, se celebran durante la semana santa.

Las diversas escenificaciones de la Pasión de Cristo se hacen el jueves y viernes Santo y son seguidas por miles de romeros en las inmediaciones de la Iglesia de Santa María de las Arenas.

El día principal es el Domingo de Resurrección, cuando, tras la representación, se baila a danza dos paos una interesante manifestación artística que tiene su origen en el S. XVII.

Actos de Semana Santa
Procesión de Semana Santa, VIERNES DE LAS DOLORES
Misa, Novena y Procesión de las Dolores por el pueblo.

DOMINGO DE RAMOS
Bendición de los Ramos, procesión y Santa Misa.

JUEVES SANTO
Representación viviente de la última cena y lavatorio de pies. Este acto lleno de simbolismo es recreado desde antaño por marineros de la localidad y constituye una de las ceremonias más entrañables de la Semana Santa.
VIERNES SANTO
Solemne acto del Santo Encuentro en la plaza. Las imágenes de Jesús el Nazareno, la Virgen de las Dolores, San Juan, la Verónica, Simón el Cireneo, se entremezclan con personajes vivientes recreando un Via Crucis característico que concluye en la Iglesia Parroquial con la representación del calvario. Caida la tarde en la iglesia parroquial se celebra la liturgia del día y a continuación el acto del Desenclavo, que dará lugar a la procesión del Santo Entierro considerada una de las más tradicionales de Galicia.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN
Escenificaciones con personajes vivientes de lo que pudo ser un antiquísimo auto sacramental que narra en verso la llegada de las desconsoladas mujeres al sepulcro y de su encuentro con el ángel que les anuncia la Resurrección del Señor en forma de proclama al mundo entero con el tradicional Aleluya.

Gastronomía

Pescados y Mariscos

La base de la gastronomía de este pueblo se fundamenta principalmente en el pescado y en el marisco.

En lo que se refiere a mariscos, de todo el mundo son conocidos, el buey, la langosta, el centollo, la nécora, el lubrigante, los percebes, la vieira, pero no debemos olvidarnos del longueirón, producto típico del pueblo,muy abundante y de excelente calidad.

En cuanto al pescado lo habitual es prepararlo cocido o a la plancha o a la brasa: El pescado cocido se prepara en caldeirada con ajo, a la gallega. Estos son platos de excepcional calidad y muy gustosos.

Cabe destacar dentro de la gastronomía de Fisterra, la empanada, como en toda Galicia.

Rutas Turísticas

1º.- RUTA CABO FISTERRA

Parte del Puerto en dirección al Castelo de San Carlos, fortificación del S. XVIII, continuando después hasta la Iglesia de Santa María das Areas, s. XII.

Después de visitar la dicha iglesia, comienza la subida al Monte San Guillermo, cogiendo una desviación a mano derecha, a unos 100 m de la iglesia. Sigue la subida por caminos forestales, cogiendo el primer cruce a mano derecha y caminando unos veinte minutos se llega al segundo cruce en el que nos desviaremos a la izquierda.

Después de unos 200 m aparece un pequeño sendero a mano izquierda que nos lleva al Monte San Guillermo, desde lo que se divisa una de las vistas panorámicas más hermosas de la Villa de Fisterra y de sus mares.

Volviendo a la anterior intersección hay que girar a la misma mano izquierda, continuando la pista asfaltada que sube al Monte Facho. Al final de esta pista se continúa por otra de tierra que nos lleva a las Piedras Santas, donde podemos observar otra espectacular panorámica de Fisterra y su istmo.

Volviendo sobre lo camino recorrido, comienza la bajada por la pista asfaltada, encontrando primero un mirador y llegando posteriormente al Faro.

2º.- RUTA FISTERRA – PRAIA DO ROSTRO

Saliendo de Fisterra en dirección a la calle Atalaya, se toma el camino que nos acerca al polideportivo, desviándose a la izquierda entramos en San Martiño de Abajo. A la izquierda, se encuentra la subida a San Martiño de Arriba.

Alcanzada la aldea se toma el primer desvío a mano izquierda, hasta llegar a Castro de Duio. Cogiendo la carretera que lleva a Vilar, se cruza por la aldea en dirección a la Playa de la Arnela y sin abandonar nunca esta carretera se alcanza Denle. Desde allí la ruta se dirige a Castromiñán, continuamos por la carretera y accedemos a la Playa de Rostro.

3º.- RUTA FISTERRA – MONTE SEOANE

Saliendo por la Calle Santa Catalina se coge la primera salida del pueblo en dirección a la Playa Langosteira, recorriendo su paseo marítimo. A continuación se abandona éste cogiendo una pista asfaltada que lleva a la AC-552, la cual debemos cruzar en la zona de Calcoba para seguir después por un pequeño sendero que lleva a la aldea de Mallas.

Una vez en este punto, el camino se dirige en primer lugar a la iglesia y posteriormente a la antigua escuela. A partir de ahí se recorren unos 150 m, en el cruce la ruta se desvía a mano izquierda para subir directamente hacia el Monte Seoane que, con sus 156 m de altura, es el más alto del Municipio.

Como llegar

Desde A Coruña:
Por la C-552 hasta Fisterra (108 quilómetros).

Desde Santiago:
Por Negreira y Berdeogas, enlazando con la C-552 hasta Fisterra (95 quilómetros). Más turística es la vía de la costa pasando por Noia, Muros y Cee (120 quilómetros).
Contacto

• Teléfono: 981 740 001 GRATIS 981 740 001
Web oficial
www.concellofisterra.com

 

Share Button